Cultura UdG

Logo UdG

Logo CUAAD

Rufino Tamayo

Entre la tradición y la vanguardia

Rufino Tamayo (1899-1991) fue el artista oaxaqueño de proyección internacional que situó a México, gracias a su talento y rebeldía, a la vanguardia de las propuestas estéticas desarrolladas durante el transcurso del pasado siglo. Al tiempo que aseguró su prestigio como autor de espléndidas obras de caballete y de audaces murales, también fue un visionario que revolucionó los procesos relacionados con la producción de estampas.

A comienzos de los años veinte, en plena época posrevolucionaria, elaboró sus primeras xilografías inspiradas por temas extraídos de la cultura popular mexicana. La exaltación nacionalista del momento encontró en sus propuestas un nuevo campo de expresión nutrido por los íconos tradicionales, la influencia de la herencia prehispánica —que asimiló cuando fungía como dibujante del Museo Nacional de Arqueología— y las novedades plásticas venidas del otro extremo del Atlántico.

Fue así como cimentó el lenguaje expresivo con el que consolidó el estilo de sus creaciones, en las que el manejo del color y la representación de formas simples —pero contundentes— se convirtieron en la marca de su identidad artística. Como el gran colorista que fue, supo plasmar las atmósferas cromáticas idóneas para potenciar los efectos de las síntesis compositivas que proponía.

La inconformidad y el deseo de experimentación fueron las constantes ocultas detrás de su fructífera inspiración. Sus inquietudes lo llevaron a involucrarse con las actividades de los talleres de impresión más afamados del París de los cincuenta, donde confirió a la litografía terminados que nadie siquiera había imaginado. Asimismo, viajó a Barcelona para trabajar en los Talleres de la Editorial Polígrafa y, junto a otros creadores de renombre, ingresó al Tamarind Lithography Workshop en Los Ángeles.

El bagaje acumulando por todas estas experiencias lo acercó, progresivamente, con el que sería su mayor aporte a la gráfica universal: la mixografía, un procedimiento —creado con la ayuda de Luis Remba— que le permitió imprimir en relieve y a varias tintas sobre papel de manufactura artesanal.

La pasión e inventiva que Tamayo legó al universo de la estampa, llega al Museo de las Artes de la Universidad de Guadalajara gracias a una colaboración con la Fundación Black Coffee Gallery, de cuya colección —la más completa en cuanto a obras gráficas del artista se refiere— el curador Juan Carlos Pereda Gutiérrez seleccionó las piezas que se exhiben en esta muestra y que abarcan un periodo comprendido entre 1925 y 1990.

ÚLTIMO MOMENTO
- CULTURA X CULTURA -

OTROS TEMAS

Facebook Twitter Instagram Youtube Flickr Issuu

© 2017 Cultura UDG. Derechos Reservados

Aviso de Privacidad
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Youtube
  • Flickr
  • Issuu

Suscríbete al boletín...

Introduce el texto mostrado:
Rufino Tamayo
aaa
bbb
ccc